Running y senderismo

Correr y caminar

10 cosas que nunca pueden faltar en la mochila de un senderista

El número de cosas no es lo que importa, lo importante de verdad es que hay ciertas cosas que todos los senderistas deberían de llevar.

Por lo menos son los que a mi me han salvado en muchos momentos la vida, igual no tanto, pero si que ahora me resulta imposible salir sin ellos:

10 cosas que nunca pueden faltar en la mochila de un senderista

Lo primordial, el sentido común. Parece algo que va innato en uno, pero no te creas que todo el mundo se lo lleva cuando va de ruta. El buen juicio salva a más personas que cualquier equipo y la falta de el puede llegar a matarte. El sentido común nos dice que si vemos nubes oscuras acercarse es hora de volver a casa. Nos dice que si nos duele el talón es mejor retirarse y dejarlo para otro día.

- Un mapa y una brújula. Tanto si has ido por esa ruta 50 veces como si es la primera, siempre hay una posibilidad de perderse. Una lesión inesperada, el mal tiempo, un camino cerrado, algún animal salvaje... son cosas que pueden hacer que nos desviemos del camino y nos perdamos.
Una brújula no es como un seguro de vida, antes hay que saber como utilizarla y leerla, junto con la lectura del mapa para que podamos mantener el rumbo correcto y volver al camino.

 - Hidratación. Llevar una botella de agua de 1 litro en la mochila durante el trayecto pesa aproximadamente 1 kilo. Es por eso que muchas personas no llevan suficiente agua en sus caminatas. Pero lo cierto es que el agua es muy importante en una ruta por senderos. Es una buena idea beber mucha agua antes de ir de caminata para que nuestro cuerpo esté bien hidratado.

Muchas personas llevan las famosas botellas bobble con filtro incorporado que al ser de plástico y reutilizables, podemos rellenarla en cualquier fuente o manantial que nos encontremos.

Si conocemos una fuente de agua potable en nuestro recorrido podemos planificar una parada ahí.

- Linterna. Aunque comencemos nuestra excursión por la mañana temprano y la terminemos a media mañana, de igual manera tenemos que llevar con nosotros una linterna.

Cualquier lesión o el mal tiempo pueden retrasar nuestra marcha y que se nos haga de noche.
Las luces LED son muy brillantes, pequeñas, de bajo coste, y duran mucho tiempo. Son las mejores en estos casos.

- Comida. En la excursión nuestro cuerpo va a gastar mucha energía, sobre todo si tenemos que ir cuesta arriba por la montaña. Por eso tendremos que ir comiendo snacks a menudo para mantener la energía y que no nos de bajones de azúcar.
Si esperas a beber cuando te entre sed y a comer cuando tengas hambre, en tu cuerpo ya habrá una necesidad. Es bueno beber y comer aunque sea sólo un poco a menudo durante el día para mantenerse fuertes.
Los snack, las barritas o los geles son alimentos pequeños y compactos que ocupan muy poco espacio en la mochila y que tienen muchas calorías. Hay que llevar por lo menos 2000 calorías en estos alimentos.

- Chubasquero y ropa de cambio. Un buen impermeable nos protegerá rápidamente de la lluvia en una tormenta pasajera.
Nuestra ropa siempre ha de mantenerse seca, por eso es bueno llevar una muda de recambio por si se nos moja.

Incluye al menos un sombrero, un par de calcetines, una muda y una camiseta. Evita la ropa de algodón.

- Botiquín de primeros auxilios. Un pequeño botiquín con suministros básicos como tiritas, toallitas antisépticas, gasas, betadine, o aspirinas te salvará de muchos problemas. Puedes incluir un repelente de mosquitos y de un gel por si te han picado ya.

- Un cuchillo o una navaja suiza. Asegúrate de que el cuchillo está afilado antes de salir de casa. Nunca sabes cuando te va a ser útil para cortar una cuerda u otra cosa.

- Gafas de sol y protector solar. El brillo del sol es muy molesto en los ojos. El uso de unas buenas gafas de sol, hará que el día sea mucho más agradable y seguro.
Agrega un protector solar de factor alto en nuestra piel expuesta al sol. Es importante que no tenga perfume para que no atraiga a insectos y bichos.

- Silbato. Su mecanismo es muy sencillo, solo tienes que soplar aire por el, por eso aunque te rompas las piernas y no te puedas mover, todavía puedes usarlo para que alguien te escuche y te rescate.
Sólo se debe usar en caso de emergencia, no sólo por el gusto de hacerlo.

- Papel higiénico. Puedes llevar papel higiénico en una bolsa zip para que se mantenga seco. Siempre es bueno tener a mano un papel higiénico cuando hacemos nuestras necesidades. ¿No querrás limpiarte con unas hojas?

No seas tonto y sal con el equipo adecuado en toda ocasión. Ser valiente no está reñido con ser previsor. Salir de senderismo o a correr es una actividad muy positiva, pero hay que hacerlo con cabeza.